Con la tecnología de Blogger.

Que es el atomo

sábado, 6 de agosto de 2011



En el centro del átomo hay un núcleo con carga eléctrica positiva, alrededor del cual giran electrones con cargas eléctricas negativas. El núcleo posee un diámetro unas 20.000 veces menor que el átomo, sin embargo casi toda la masa de un átomo está concentrada en su núcleo. Es decir, que un átomo está casi vacío. La velocidad de los electrones y sus continuos cambios de trayectoria hacen que formen una especie de capa continua alrededor del núcleo. Cada segundo, un electrón recorre miles de kilómetros y da miles de billones de vueltas.

El número de electrones o de protones del núcleo es el número atómico del elemento, que va desde 1 (hidrógeno) hasta 92 (uranio) para los elementos naturales. En un átomo normal, las cargas negativas de los electrones se equilibran con las cargas positivas de los protones del núcleo, pues hay igual cantidad de electrones y de protones.


Los protones y los neutrones en el núcleo atómico se mantienen unidos por la acción de la fuerza nuclear fuerte, que supera a la fuerza de repulsión electromagnética mucho más débil que actúa entre los protones de carga positiva.

ELECTRÓN Es una partícula elemental con carga eléctrica negativa igual a 1,602 x 10-19 coulomb y masa igual a 9,1083 x 10-28 g, que se encuentra formando parte de los átomos de todos los elementos.

NEUTRÓN Es una partícula elemental eléctricamente neutra y masa ligeramente superior a la del protón, que se encuentra formando parte de los átomos de todos los elementos.

PROTÓN Es una partícula elemental con carga eléctrica positiva igual a 1,602 x 10-19 coulomb y cuya masa es 1837 veces mayor que la del electrón, que se encuentra formando parte de los átomos de todos los elementos.


Cada órbita se corresponde con un nivel energético que recibe el nombre de número cuántico principal, se representa con la letra "n" y toma valores desde 1 hasta 7 . De acuerdo al número cuántico principal se calculan las distancias a las cuales se hallan cada una de las órbitas permitidas en el átomo de hidrógeno, respecto del núcleo. Con Å se designa la unidad de longitud Angstrom (en el sistema SI) y equivale a 1.0x10-10 metros.

El electrón puede acceder a un nivel de energía superior pero para ello necesita "absorber" energía. Cuando vuelve a su nivel de energía original, el electrón necesita emitir la energía absorbida (por ejemplo, en forma de radiación).


Las órbitas electrónicas se disponen en series de capas de electrones. La interior no puede contener más de dos elementos; la segunda, no más de ocho. El hecho que una capa esté o no completa es fundamental, porque todos los cambios químicos ordinarios dependen de la disposición y el movimiento de los electrones periféricos. Es el número de electrones de la órbita exterior quien decide la naturaleza química del elemento.

Masa atómica (peso atómico) M, es la masa de una cantidad de átomos igual al número de Avogadro, (NA = 6.023 x 1023 mol-1) el cual es el número de átomos o moléculas en un mol o molécula gramo (la cual se expresa en unidades de g/mol).

El neutrón es responsable de que un elemento con un número atómico doble del otro no tenga siempre un peso doble. La presencia de más o menos neutrones no cambia sin embargo la naturaleza química del elemento.


La masa atómica de un átomo será la suma de los protones y de los neutrones, ya que la del electrón por ser muy pequeña se desprecia. Para un mismo elemento químico, el número de protones que tienen sus átomos en sus núcleos es el mismo, pero no el de neutrones, el cual puede variar.

Se llaman Isótopos de un elemento químico a los átomos de un mismo elemento químico que tienen el mismo número atómico pero distinto número de electrones.

El Efecto Pantalla

Radio atómico es la distancia que existe entre el centro del núcleo del átomo y la órbita electrónica más extensa. Cuanto mayor es la carga nuclear, mayor es la atracción que ejerce el núcleo sobre los electrones y, por lo tanto, el radio atómico disminuye. Por esto los no metales tienen un radio atómico menor que los metales.


A su vez, el radio atómico aumenta a medida que aumenta el número de órbitas de los elementos y entonces los electrones de las capas internas completas se encuentran muy próximos al núcleo, ejerciendo un “efecto pantalla” que debilita la atracción nuclear sobre los electrones externos. Cuando un átomo cede un electrón, disminuye la repulsión entre los electrones y, como la carga nuclear no cambia, se produce una mayor repulsión entre los electrones, aumentando el radio atómico.



Hasta hace muy poco tiempo, se creía que el átomo tendría la misma estructura del sistema solar: un núcleo, semejante al sol, alrededor del cual giran una serie de partículas pequeñísimas llamadas electrones, a semejanza de los planetas, distribuídos en órbitas. El núcleo tendría carga positiva y los electrones girando a gran velocidad, carga eléctrica negativa. Esta postura es muy cómoda de visualizar.

No obstante, hoy en día se sabe que es imposible determinar exactamente la posición de un electrón en el átomo sin perturbar su posición. Esta incertidumbre se expresa atribuyendo al átomo una forma de nube en la que la posición de un electrón se define según la probabilidad de encontrarlo a una distancia determinada del núcleo. Esta visión del átomo como "nube de probabilidad" ha sustituido al modelo de sistema solar.

Publicar un comentario en la entrada

About Me

Mi foto
Mauricio Vistosi
Ver todo mi perfil

  © Blogger template The Professional Template II by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP